Lo que nos dejó la semana

Exmiembro de la resistencia contra los nazis

Muere el mayor de los '¡Indignaos!'

27/02/2013

 Ha fallecido  Stéphane Hessel, autor de ¡Indignaos! que dio el nombre al movimiento ciudadano de los indignados en España y Grecia. Antiguo diplomático, miembro de la Resistencia contra los nazis, y defensor de los Derechos Humanos. La obra de Hessel ha sido vendida en más de 90 países desde su publicación en octubre de 2010.
   Nacido en Berlín, en 1917, Hessel se convirtió en ciudadano francés en 1937 después de que sus padres se trasladaran a París en 1925. Durante la Segunda Guerra Mundial, fue miembro activo de la Resistencia, fue capturado por la Gestapo y condenado a muerte. Después de la guerra inició una larga carrera diplomática, y colaboró en la redacción de la Declaración Universal de los Derechos Humanos convirtiéndose en un referente de la humildad, y la justicia social.
   Su libro ¡Indignaos! se convirtió en referente para el movimiento español de los indignados nacido en las manifestaciones del 15-M en 2011. Al principio, sus razones para la indignación fueron, la creciente desigualdad entre los ricos y los pobres, la forma el trato a los inmigrantes en Francia y los ataques contra el medioambiente.

Hessel no esperaba que su libro tuviera tanta repercusión fuera de Francia."Cuando empezamos con la idea de este pequeño libro teníamos a Francia en la cabeza. Ocurrió que en pocas semanas se produjeron varios acontecimientos. La popularidad de Sarkozy se fue hundiendo, lo mismo ocurrió en Italia con Berlusconi, e incluso en España con Zapatero, y en Portugal con Sócrates. Antes de que se produjeran las revueltas del norte de África, la idea de que los Gobiernos de varias partes del mundo rozaban comportamientos que provocaban la indignación de la gente era algo que raramente habíamos visto".

   En 1939 fue apresado por los nazis, pero se evadió y se reunió en Londres con Charles de Gaulle. En 1944, fue arrestado otra vez y deportado al campo de concentración de Buchenwald, donde cambió su identidad con la de un preso francés fallecido y poder librarse de la muerte. Trabajó desnudando cadáveres en el campo, pero notardó en evadirse de nuevo, aún que fue otra vez capturado, saltó del tren que le llevaba a Berger-Belsen y se inió a las tropas estadounidenses con las que llegó a París en mayo de 1945.
   Tras la Liberación, Hessel entró en la secretaría general de la ONU, y coordinó la redacción de la Declaración de los Derechos Humanos.
   En 2008, indignado por la política de inmigración que impuso el ministro Brice Hortefeux, Hessel denunció que “desde hace dos años, asistimos a un espectáculo desolador y deshonroso, la caza de inmigrantes que viven en Francia desde hace años, y de sus hijos que dan clase en nuestros colegios”.
El impresionante éxito de ¡Indignaos! llenó a Hessel de alegría y le convirtió en el principal referente de los movimientos de jóvenes en España o Grecia.