"Hazte Oír" denuncia a Rafael Iglesias por dejarse oír

Resulta curioso, que precisamente la "Asociación Hazte Oír" denuncie a alguien —en este caso a Iglesias— por dejarnos oír su voz a través de una magnífica ilustración, forma de expresión preferida del artista. Esta "asociación" debería llamarse "No queremos oírte" sería mucho más apropiado.

 La querella criminal  interpuesta en los juzgados de Madrid identifica al artista: “Rafael Iglesias, diseñador gráfico y creativo publicitario con domicilio desconocido”. Él, por su parte, afirma que más que como artista -apelativo habitual- le gusta ser reconocido como profesional que ejerce en la comunicación. “Después de tres décadas de intensa y variada actividad en diseño y publicidad, aún estoy por aprender”, explica Iglesias. “Es grato que te concedan alguna distinción, pero cuando te la otorgan junto a admirados referentes como Albert Isern, Alberto Corazón, Peret, America Sánchez u otros compañeros, algunos de ellos Premios Nacionales de Diseño, como en el Graphispag en Barcelona… ¡Es la Hostia!”. Rafael Iglesias, expresivo y locuaz, puede sentarse este año en el banquillo de los acusados por realizar este cartel:

Rafa Iglesias Foto 2 Rafael Iglesias, denunciado por Hazte Oír

Otro artista denunciado por Hazte Oír

—La “Asociación Hazte Oir”, por medio de su gabinete jurídico “Tomás Moro”, se querella contra usted por “delitos de provocación al odio y violencia por motivos peligrosos”. ¿Qué vieron para llevarle a los juzgados?  —Han efectuado una estricta lectura literal de un mensaje metafórico. La visión es un ejercicio crítico subjetivo. Los resultados siempre irán en correspondencia con los referentes con que se han interpretado su lectura. En este caso, totalmente cortos, desacertados y equívocos, elaborados muy convenientes a intereses de manipulación. Si tienen tiempo y paciencia, invito a leer la que creo delirante denuncia realizada contra CNT y contra este humilde creativo. Querella

—Antes se ha visto envuelto en otras situaciones parecidas… ¿Algún precedente por sus trabajos? —El famoso cartel de Jesucristo recomendando el preservativo para prevenir ETS y embarazos no deseados, por alusión. Miembros del mismo gabinete jurídico amenazaron con llevarme a Tribunales por esa campaña que emití y que pagué de mi propio bolsillo reiteradamente, en 1999 y 2005, con el propósito desinteresado de instaurar conciencia de salud pública: 20.000 carteles, 10.000 postales y 10.000 estampitas distribuidas por todo el territorio nacional. Un icono difundido popular y espontáneamente por Internet por todo el orbe. “Ladran, luego cabalgamos”.

—Javier Krahe y Leo Bassi fueron acusados también por “Hazte Oir” por atentar contra los sentimientos religiosos, pero sus causas fueron archivadas. Artículos del vigente  Código Penal español , fundamentalmente los referidos en el Cap IV. Sección I-II, como el 525.1. ¿Usted no hace escarnio y veja con ese cartel?  —En absoluto, nada más lejos de mi intención ofender gratuitamente. A nadie, sea inocente creyente o no. Ni por supuesto haría apología de ningún tipo de violencia. Solo que los denunciantes hacen una interpretación unidireccional, simplista y sesgada de mi cartel, repito, con el objetivo de incriminarme en un delito que quizás exista exclusivamente en sus entendederas. Es curioso como la afección “terrorista” está siendo utilizada con tanta profusión y alegría por algunos. Terrorismo para mí y para el más mínimo sentido común son otras cuestiones: la negación del útil preservativo para evitar el SIDA o los constantes casos de pederastia que salen del “almario” eclesiástico. Eso sí es dolor, muerte y violación. Violencia.

—Hablamos, entre otros, de los “Delitos contra la libertad de conciencia, los sentimientos religiosos y el respeto a los difuntos”. La tradición satírica en España no es nueva.

RAFA IGLESIAS Derechos reservados Rafael Iglesias, denunciado por Hazte Oír

¿Somos tolerantes aquí, o no?

—Nunca se ha sido respetuoso con el hecho diferencial en este país. Y muy bien que lo expresaron Quevedo, Góngora, Lope o Valle-Inclán en sus obras. Por poner un ejemplo de rabiosa actualidad, en otro contexto: la sucia campaña de acoso y derribo que llevan tiempo sufriendo Euskadi o Cataluña por sus legítimas aspiraciones independentistas. A los deleznables políticos que padecemos se les llena la boca de la palabra “democracia”. Pero cuando el sentir popular quiere hacer uso de ella, no paran de poner palitos en las ruedas. Sofistas fariseos.

—Desde su visión como artista plástico, ¿el arte es algo más que belleza y fealdad, es también pugna de ideas? —Para mí, sobre todo, es comunicación, argumentación y mensaje. Si no lleva intrínseco un razonamiento, una llamada de atención o intención de pensamiento, crítico o no, es solo un puto florero. Puede ser muy bonito, pero también vacuo. En ese caso, no me interesa lo más mínimo. El mal llamado “arte” contemporáneo adolece de esa afección. Por la falta de criterios de las instituciones que dicen promoverlo, con muy, muy poca puntería. Pero les da buenos réditos, políticos y económicos, a los descerebrados e incultos pijos que juegan a ser mecenas o artistas. Creadores… de fuchina. Unos y otros.

—A pesar de la pasada polémica y los disturbios en Francia, Charlie Hebdo acaba de publicar un cómic sobre la vida de Mahoma. Mutatis Mutandis, las cuestiones religiosas también entran en litigio en su caso. ¿Es la religión un enemigo de la creación, un freno de la libertad artística? —La religión es un eterno obstáculo al concepto evolución en muchos sentidos y multitud de lecturas. La historia nos demuestra empírica y estadísticamente que así es, incuestionablemente. Y en las ocasiones que ha promovido la cultura lo ha hecho de una forma partidista e interesada, sólo asequible a las élites cercanas y con los objetivos de adoctrinamiento que estratégicamente le convenía. Tal como hoy día. El día que las personas dejen de crear y creer sus dioses, habremos pasado por fin de monos a seres racionales. Mientras, nos vamos por las ramas.

Rafa IglesiasFoto 4 Rafael Iglesias, denunciado por Hazte Oír

—¿Qué otras barreras ha de superar un artista hoy en este país? —La dependencia asumida a las instituciones. Ahora siguen existiendo multitud de “artistas” cortesanos, no es cosa del pasado. Sólo que hoy en día la nueva aristocracia es la clase política. Quizás sea en Andalucía precisamente donde más se dé ese fenómeno de pleitesía y conveniencia servil. Los mismos santos inocentes para los nuevos señoritos. Alguno o alguna se mosqueará al leerlo, lo sé. Yo le digo: ¿ERE o no ERE? Esa es la cuestión.

 —¿Cuándo tiene la cita en los juzgados en Madrid? ¿Confía en salir indemne? —Estoy a la espera aún de su admisión a trámite y de mi requerimiento. Con la conciencia muy tranquila y mi experto abogado perfectamente preparado para la defensa de mi legítimo derecho a la “libertad de expresión” dentro del marco de nuestra Constitución. En caso de llegar a última instancia, confío plenamente en el buen y cabal criterio del juez que competa. Los precedentes concretos y cercanos de Krahe y Bassi me dicen del buen hacer de nuestra justicia y tanto de su calidad democrática como analítica en el contexto jurídico.