Lo que nos dejó la semana

Reforma laboral

Coctel de despidos masivos con descensos de salarios

27-1-2103

 El mercado  laboral que lleva cinco años en caída libre ha generado un paro que ha pasado del 22,8% al 26%. Desde la recesión de 2009, otro año nefasto para el empleo, hemos sido testigos de como se ha ido acelerando este desplome. En estos cuatro años pasados se perdieron 1.200.000  empleos, y sólo en 2012 han sido 850.000.
   Las facilidades otorgadas a las empresas en esta recesión, como bajadas de sueldo unilaterales, reducciones de jornada. etc. No han conseguido el efecto esperado ante los problemas económicos, dado que en la misma ley se abarataron y se facilitaron los despidos.
   Según ha declarado a "El País" Juan José Dolado, profesor de Economía de la Universidad Carlos III, “Este tipo de reformas tienen que hacerse en época de crecimiento. Entonces se crea empleo. Ahora su efecto inmediato es más destrucción, aunque a medio plazo tendrá efectos positivos". "Estos cambios tienen que hacerse cuando hay crecimiento", recalca el profesor.
La ministra de Empleo, Fátima Báñez, no dijo toda la verdad cuando afirmó la semana pasada, que está frenándose la destrucción de empleo, ya que la reforma está produciendo efectos en otros aspectos, pero no en el empleo. El caso es  que ahora, el ajuste laboral combina despidos masivos con el descensos de salarios.

En contra de esto, Báñez recurrió el viernes a las estadísticas de regulaciones de empleo y descuelgues de convenio para decir que solo en el 16% de las medidas colectivas de ajuste que se aplican en las empresas se recurre al despido.

Este es un dato muy parcial y en consecuencia, muy distorsionado respecto a la realidad. El grueso de las rescisiones de contrato en España llega por la vía individual a cifras del 88% del total.